Visita
Ajoutez à vos favoris
Recommandez LB
el museo del Louvre con la Biblia
default.titre
default.titre
Subcribe to the newsletter !
www.louvrebible.org
Antiguo Mesopotamia
Mesopotamia
Asiria Nínive
Arslan Tash, Til Barsip
Palacio de Darío 1
Fenicia Arabia Palmyra
Siria
Ugarit Byblos




 
Figurina del demonio asirio Pazuzu

MNB 467


Richelieu sala 6 vitrina 4




Esta obra es un testimonio maravilloso
del arte bronce de los asirios.

El aspecto terrorífico de este monstruo híbrido
es la expresión de su poder maligno. Su escorpión
de la cola, su facies monstruoso, sus alas y sus garras de rapaces sugieren su pertenencia
al mundo sobrenatural.

Una inscripción identificando Pazuzu
el ’ Rey de los malos espíritus de los vientos ’,
cubre las alas traseras. Es también responsable
de la propagación de las epidemias.
 
Las prácticas y las creencias religiosas asirias eran casi idénticas a las de Babilonia. La religión desempeñaba un papel principal en la política. Oficialmente el jefe del Estado era el dios Asur. Un sello asirio, expuesto en el British Museum A216 , lo representa con tres cabezas.  

Así como había triadas divinidades, también había triadas demonios. Estatuas con la efigie de Pazuzu, esposo de Lamashtu, fueron suspendidos a la cabecera de las mujeres embarazadas para protegerlas. Observamos aquí el anillo en la parte superior de la cabeza. A217
 
  Placa de conjuro contra la Lamashu  

AO 22205
 

Los mesopotámicos confeccionaban amuletos
 
para no caer enfermos o para curar una
 
enfermedad.


 
 
Entre aquellos, esta placa,
 
expuesta en el museo del Louvre.
 
   
Se realizó  para llevar de nuevo a los Infiernos
 
a la demonia Lamashtu, y así que abandonara
 
el cuerpo del enfermo que ella había poseído.
 

La placa está sostenida por el demonio Pazuzu.

Se lo ve de espalda, detrás de la placa.

Su cabeza es visible sobre la cara de la placa.


Posee características físicas que podrían

asustar a más de uno: cabeza de león,

cuerpo cubierto de escamas, alas,

garras y un pene en forma de serpiente.
 
Jorge Roux, médico y erudito francés, hace esta observación a propósito de los médicos mesopotámicos. « Sus diagnósticos y pronósticos son una mezcla sutil de superstición y de buena observación clínica. […] Fundaron su arte sobre conceptos metafísicos, poniendo coto así a la  búsqueda de explicaciones racionales. » 

Algunos de los milagros más grandes de Jesús consistieron en librar a las personas de los demonios que los poseían, al igual que también curó enfermedades físicas ordinarias. Mateo (4:24) al contar que a Jesús le traían los ‘ endemoniados y epilépticos ’, hace pues una distinción entre estos dos tipos de personas curadas por Cristo. A218 A219
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 





Carte Chronologie Ivoires Arslan Tash et HazaëlRestauration de BabyloneAntiquités EgyptiennesAntiquités Romaines Haut de page